Carmen+Luis // Video Boda // Eleven Moments

Boda

Carmen+Luis // Video Boda // Eleven Moments

MUA Lorena Carbajal Make Up Artist

Peluqueria Barbareando

Tocado Alial

Fotografía Martín-Valle Fotógrafos

Vestido NICOLAS COSTURA

Traje SCALPERS

Flores Pando Floristas

Decoracion My Noah Candy

Decoracion persempreventos

Concierto Los Testigos – BBC

Video Eleven Moments

 ‘Aprendremos a amar, no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta’. Estoy seguro que Carmen & Luis, estarían completamente de acuerdo con esta afirmación que les define totalmente. Carmen & Luis, él de Gijón y ella de Oviedo, escogieron celebrar su boda en plena naturaleza asturiana, asi pudieron disfrutar de los Picos de Europa y del río Sella.Carmen & Luis se conocieron en un Máster. Eran muy buenos amigos hasta que la complicidad se volvió amor y pasión. Tras seis años de noviazgo decidieron formalizar su relación y el Monasterio de Villanueva fue el escogido para darse el ¡Sí Quiero! Querían celebrar una boda elegante con un toque moderno en plena naturaleza.Carmen, junto con su madre, se maquilló, peinó y vistió en la suite del Parador. Barbareando la peinó que acompañó con un bonito tocado en plata combinada con hojas verdes, margaritas y flores de hortensias de Alial Millynery. Para el maquillaje se puso en manos de la artista Lorena Carbajal Make up.El vestido de la novia estaba firmado por el diseñador asturiano Nicolás Costura, una falda de crêpe de seda con mucha caída y un cuerpo de encaje, junto con una espalda descubierta increíble y que conjuntaron con un velo de tul en color gris perla y los botones a juego. Y Carmen se atrevió diseñando ella misma unas sandalias en ante rosa palo y tacón glitter de la firma Uniqshoes. Un ramo silvestre compuesto por eucalipto, astilbe, rosas ramificadas nude y rosa inglesa fue el espectacular ramo que Pando Floristas realizó.La novia, una fan incondicional de las flores, tomó las riendas de la decoración floral con el asesoramiento en todo momento del equipo de Pando Floristas. La iglesia fue decorada con paniculata y candiles para conservar el ambiente lúgubre de la capilla. En el banquete los centros de mesa, las columnas del comedor, el seating plan y el rincón de las limonadas para recibir a los invitados a la llegada de la iglesia (elaborado por My Noah Candy) estaba todo decorado a juego con el ramo de Carmen.En cuanto al banquete apostaron por un cóctel largo y muy completo con showcooking en directo en el claustro del Parador amenizado por el Cuarteto Arpeggio y sus bandas sonoras. El cóctel llegó a sus fin con los fuegos artificiales y entraron al salón donde los novios escogieron sentarse en la mesa presidencial con los padres, hermanos y abuelas, sorprendiendo a los invitados. En el salón la iluminación corrió a cargo del equipo de Celia y Gloria de Per Sempre creó una atmósfera espectacular. Como detalle a los ivnitados dejaron en mesa unos cactus de Apuco & Co y el resto lo donaron a Médicos sin Fronteras.El colofón final tras la cena fue el conciertazo de Los Testigos con música de los años 80 que animó a pequeños y mayores hasta las 6 de la mañana. Por suerte tuve el placer de descubrir a este grupo en el evento Love Lab Days  me dejaron con la boca abierta y no pude dejar de bailar en toda la noche.La fotografía corrió a cargo de  Martín-Valle Fotógrafos y podeis disfrutar de un resumen de las mismas en el post que Quiero una boda perfecta publicó sobre la boda.Texto: Quiero una boda perfecta.Espero que os guste.